Purim 5779 – Rab Netanel Moshé Duer – Bajurim Tiferet Israel

43

Si tomó, no maneje

Cuenta el Rab Mishkovsky Shlita que en una oportunidad le preguntaron acerca de la causa por la cual nos disfrazamos en Purim. El Rab respondió que esto se debe a que también el Rey Ajashberosh estaba disfrazado. En una época reinó sobre casi todo el mundo, ciento veintisiete países, creyó que él podía hacer lo que se le plazca, pero la realidad fue que Hashem hizo con él lo que a Hashem se le ocurrió. Así como se juega con muñecas de trapo y con marionetas. Definitivamente Ajashberosh habló lo que Hashem quiso que hable e hizo lo que Hashem quiso que haga. Estaba seguro que era rey y hacia lo que quería, mientras que en realidad era como un niño que uno lo lleva de la mano a donde uno quiere. Con la excusa de estar sentado en el trono del reinado creyó que todos hacían lo que él quería respetando sus órdenes, pero la verdad era que todos hacían lo que estaba en la idea del Todopoderoso. Es por eso que el primer disfrazado era el mismo rey Ajashberosh.

Una vez ocurrió que un hombre dejó una gran parte de su herencia para la manutención de una Yeshivá. Los familiares, después de la muerte del filántropo, que no eran devotos de la Torá y sus leyes, se negaron a reconocer esa herencia y esta situación desembocó en  un juicio muy famoso en Israel. El desarrollo del juicio comenzó a alargarse y los directivos de la Yeshivá pensaron que por ahí era necesario contratar un importante abogado para poder acelerar el juicio y poder cumplir con lo escrito en el testamento. Para ello fueron a consultar al Rab Jaim Kanievski Shlita con el fin de ver si era correcta esta opción. Cuando el Rab escuchó la proposición estalló en una carcajada. Le preguntaron cuál era la causa por la cual se estaba riendo y el Rab les dijo que en ese momento en el cielo están juzgando al muerto si tiene méritos suficientes para que su dinero vaya a la gran causa de sostener una Yeshivá o no, y por lo tanto la herencia se la lleven sus descendientes. Evidentemente este juicio todavía no terminó y está en stand by. ¿Ustedes creen que si van a contratar un abogado aquí abajo, en el cielo el juicio va a terminar antes? Solamente van a gastar plata sin sentido. Si desde el cielo se decreta que tiene méritos no hace falta gastar absolutamente nada.

Toda la historia de Purim se generó a causa de que en la época del rey Shaul, en el momento que fueron a la guerra con Amalek, quisieron hacer cálculos de cómo era preferible servir al creador, olvidando que ya Hashem les había dado una orden expresa de  cómo actuar. De esa situación de no haber asesinado al Rey Hagag en el instante nació el predecesor de Hamán el malvado. También en la época del rey Ajashberosh, cuando fueron invitados a participar al banquete del rey hicieron cálculos de que, a pesar de que el Rab de ellos, Mordejai les haya prohibido presentarse, es preferible hacerlo para no ponerse en peligro. En conclusión Hashem les demostró que todos los cálculos son erróneos cuando se pasa por la palabra del creador. Cuando se usa demasiado la cabeza se termina olvidando de Hashem. Para eso Hashem nos demuestra que se ríe de nosotros y termina dirigiendo las cosas igual como él quiere. Es por eso que también Hashem se disfraza en este día, para demostrarnos que cuando creemos que se alejó de nosotros sigue oculto bajo el manto de su disfraz controlando todo, sin que nos demos cuenta.

Esta es una de las causas por la cual hay que tomar en este día, ya que como todos sabemos, quien está con unas copas de mas no puede controlar todo, sino que por el contrario, se tiene que apoyar en quien lo lleva. Esto es lo que queremos demostrar en este día, dejar en claro que nos apoyamos definitivamente en quien todo lo dirige y dejar la razón de costado. El que tomó no maneja, lo deben llevar. Nos entregamos para que Hashem nos lleve a donde Él cree que es correcto.

Netanel Moshé Duer, Adar 2 5779

Para consultas comunicarse al 4611-3376, o por correo electrónico natyduer@hotmail.com