Perashá Vaishlaj 5780 – Rab Netanel Moshé Duer – Bajurim Tiferet Israel

90

La carta ganadora


 

La Perashá hace mención acerca de la muerte de Rajel imenu. El sitio en el cual está enterrada es uno de los lugares más emocionantes que existen en el mundo. Gente de todos lados se acercan para pedir por sus necesidades. Algunos de los comentaristas ya explican de la importancia que tiene el sitio de entierro de Rajel, ya que está ubicado por Hashem en un punto estratégico  por donde pasaría el pueblo de Israel luego de la destrucción del templo y justamente ella sería la que salga a defender a sus hijos delante de Hashem. La pregunta que se hace es: ¿qué tiene de especial Rajel que justamente ella sea la que sus palabras sean consideradas por el todopoderoso más que los demás patriarcas? ¿Por que su pedido es tenido  en cuenta más que los demás?

Todos sabemos que el merito de Rajel fue el haber entregado los señuelos que habían puesto con Iaacob para no ser engañados por su padre, lavan. Pero en el momento que se dio cuenta que su hermana pasaría vergüenza frente al descubrimiento de la mentira se los dio con el fin de que ella no sufra. El punto de diferencia con los demás patriarcas es que en el caso de ellos si bien superaron obstáculos y pruebas del cielo en todos esos casos fueron situaciones temporales, que pasado la prueba volvieron a la normalidad. En el caso de Rajel fue una prueba permanente, ya que no solo que ella le dio los secretos que tenia con Iaacob, sino que nunca se lo hizo sentir al descubrirle que había un código así entre ellos. También cuando su hermana le reclamó por haberle sacado a su marido ella ocultó la realidad. Esa prueba supera cualquier prueba que pueda pasar cualquier persona en el mundo. Una prueba que la acompañó hasta el día de su muerte.

En la perashá de Vaietzé encontramos que cuando Rajel le pidió a su hermana que le comparta de los jazmines que le había traído su hijo, Lea le reclamó que le había sacado a su marido  y ahora le quiere robar el presente de su hijo. Ella no responde absolutamente nada a pesar de que tenía de sobra para responderle. ¿Cuál es la causa por la cual no utilizó esta carta?

En primer lugar por esta buena acción que hizo Rajel de no hacer sentir mal a su hermana no se considera como mérito para pedir cosas a cambio, ya que es una obligación y un compromiso y como tal uno no debe utilizar esto como motivo de premio.

En segundo lugar si hubiera querido Rajel pedir algo a cambio de esta acción es posible que lo haya recibido de inmediato. Pero prefirió guardar ese mérito y depositarlo en el banco y así hacerlo valer en algo que realmente valga la pena. Durante más de 500 años guardo ese mérito para que en el momento que el pueblo de Israel salga al exilio pueda generar una defensa valida por esa acción.

Ocurrió una vez con Rabí Jaim Shmuelevitz estaba en un evento y alguien presente en el mismo lugar le propuso visitar en ese momento la tumba de Rajel Himenu. El Rab quería mucho ir, pero en primer lugar respondió que debía preguntar a su señora esposa. Buscó un teléfono público y le anunció que llegaría un poco más tarde para que no se preocupe. Una vez que tenía la autorización de su esposa fueron hacia el lugar santo en Bet Lejem.

Cuando llegaron a ese lugar la tefilá de Rab Jaim Shmuelevitz fue muy particular. Hashem te pide así como está escrito en el profeta que dejes de llorar, pero yo te pido en cambio todo lo contrario: “No pares de Llorar, ya que tu eres la única que puede hacer terminar con este sufrimiento que estamos viviendo.”

En la ciudad de Nobardok contaban que una vez le preguntaron a Rotchild acerca de cuál fue su secreto para hacerse rico. El respondió que compraba caro y vendía barato. Cuando escucharon esa teoría lo quisieron corregir y explicarle que por ahí quiso decir al revés. Pero él sostuvo su posición, y explicó que en Polonia en verano la verdura estaba a un precio muy barato. El ofrecía un poco mas caro que los demás para comprar y así era el que más proveedores tenia. Toda esa mercadería la guardaba hasta el invierno y cuando todos vendían caro él la vendía más barato que los demás quedándose con una buena diferencia en el medio.   Así fue como se hizo rico.

Quien sabe guardar sus méritos para cosas importantes y no se apura en gastarlas va a tener grandes satisfacciones de ello.

Netanel Moshé Duer, Kislev 5780

Para consultas comunicarse al 4611-3376, o por correo electrónico  natyduer@hotmail.com