Halajot ROSH HASHANÁ

450

Halajot Rosh Hashaná

  • Hay quienes acostumbran a hacer en la víspera de Rosh Hashaná ayuno. Esta costumbre no fue recibida por todos pero es muy bueno. El ayuno (para el que quiere hacerlo) comienza con el amanecer del día vispero al santo día. Si una persona quiere comer algo antes del comienzo del ayuno lo puede hacer si estuvo toda la noche despierto, si ya durmió no puede comer, solo puede tomar algo. De cualquier manera si el aclaró antes de ir a dormir que va a desayunar antes de comenzar el ayuno, lo puede hacer.
  • No se puede tocar el shofar en la víspera de Rosh Hashaná, ni en el día ni tampoco en la noche. Si el encargado de tocar el shofar necesita practicar los sonidos para estar más acostumbrado lo debe de hacer en una habitación que esté totalmente aislada.
  • No se hace “Ana” en el día vispero a Rosh Hashaná. Si se tiene que hacer en la tarde del día anterior durante el rezo de Minjá. Así también es la  regla de la noche anterior de si hacer los selijot o en el caso que lo hagan durante la mañana.
  • Se acostumbra ir a visitar a los antepasados al cementerio en la víspera de Rosh Hashaná donde se dedican en hacer todo tipo de ruegos y Tehilim. Es importante que no le pida a su antepasado que le solucione los problemas, sino que en cambio ponga su confianza en el santo bendito sea, que por el mérito de sus parientes o conocidos le escuche sus ruegos. Es muy importante que visite las tumbas de los tzadikim y que pida que por el mérito de sus actos escuche nuestros pedidos.
  • Hay que tener mucho cuidado con la tefilá de “Minjá” antes del comienzo de Rosh Hashaná, ya que es la última tefilá del año.
  • Es muy bueno cortarse el pelo y la barba en la víspera. Es preferible hacerlo antes del mediodía. Cuando lo hace tiene que pensar que todas las fuerzas negativas del juicio se disipen y por otro lado cumplir con el precepto de “peot” donde debemos respetar no rasurar encima de la oreja y las patillas.
  • Acostumbran los hombre ir a la “mikve” también en la tarde víspera para corregir las gotas de semen que le pueda haber salido sin querer durante el año y no se haya dado cuenta, también en el caso que mantenga una vida matrimonial. Otro de los motivos es para recibir la influencia del día  sagrado entrante para la vida, el bienestar y la paz. Es bueno sumergirse cinco veces dentro del baño ritual y estas son los pensamientos que hay que pensar en cada uno de ellos. 1- Pensar en la purificación de cuerpo y alma.

2- Hacer corrección de la mala cualidad de la ira y el enojo.

3- Endulzar el juicio, la fuerza de los favores celestiales.

4- Pensar quitarse las prendas diarias y que termine el                                                           año con sus maldiciones.

5- Recibir la influencia del santo día donde D-s recuerda a todas las personas, vestirse las ropas de “Iom Tov” y que comience el año con sus bendiciones.

  • En la noche de Rosh Hashaná hay una costumbre muy antigua (ya citada en el talmud) de comer diferente alimentos con el fin de generar diferentes señales positivas para el año entrante. Como primer paso se efectúa el Kidush recordando el día de recuerdo como principal. Luego de esto se hace el lavado de manos y se hace la bendición de “amotsí”. Es importante que se moje no solo en sal el pan como de costumbre, sino que esta vez y hasta el final de la fiesta de sucot lo haga también azúcar.
  • El primer símbolo de esta noche es el del dátil. Hay que saber que muchas familias tienen por costumbre comer primero la manzana mojada con miel, esta costumbre tiene fundamento ya que hay un valor principal de este componente para que el año comience de la manera más dulce. De todos modos el libro Ben Ish Jai trae como primero el dátil.  Tiene que tomar un dátil, luego de revisarlo para asegurarse que no contenga bichos dice la bendición de “Baruj ata Ado-nay Elo-enu melej aholam boré perí haetz”. Hay que pensar que con esta bendición va a exceder de la bendición a la manzana, por lo tanto la tiene que tener en cuenta. Después de comer un pedacito de dátil dice el pedido: “que sea la voluntad divina que se terminen nuestros enemigos” ya que la palabra dátil en hebreo es similar a la palabra terminar.
  • En segundo lugar está el poroto tapé, o de ojo negro,  más conocido como “Lubie” y dice sobre este alimento: “que sea la voluntad divina que sea aumenten nuestros méritos”.
  • El tercero es el puerro, el cual muchos lo comen en tortilla y dice “que se acaben nuestros enemigos y los que nos odian”, hay que pensar en las fuerzas negativas que se fueron creando por los pecados que están relacionados con nuestro órgano reproductor.
  • Ahora es el lugar de la acelga donde pedimos que se vayan todos nuestros enemigos, hay que tener presente en este pedido en referirse a los fiscales que hay en el cielo quienes alegan en contra nuestro.
  • Luego viene el zapallo dulce. En este vamos a hacer dos pedidos, uno “que se arrancan los malos decretos de nuestro juicio” y “que sean leídos nuestros méritos delante de ti”.
  • El turno lo corresponde ahora a la granada y hay que pedir “que estemos colmados de mitzvot como  la granada que está escrito que tiene seiscientos trece granos, como los preceptos de la Torá.
  • Este es el turno de la tan esperada manzana con miel. Hay quienes la comen asada con azúcar y dice “que sea la voluntad que se renueve sobre nosotros un año bueno y dulce”. Uno de los motivos por el cual se trae  a la mesa la manzana es debido a que la manzana tiene tres provechos: imagen bonita, gusto y aroma quienes vienen a simbolizar a la vida, los hijos y el sustento para todo el año.
  • Se acostumbra a comer cabeza carnero y pedimos “que estemos a la cabeza y no en la cola, que recuerde el suceso de la orden de D-s de sacrificar a nuestro patriarca Abraham”. Si no tiene cabeza de carnero, que no traiga de chivo, sino puede ser o de vaca o de pescado.
  • Que no coma alimentos que son avinagrados, ni tampoco cosas que fueron cocinados con vinagre o agrios. Lo mismo con las frutas, como el pomelo o el limón, etc. Que tampoco coma frutos que no están maduros. Es buena señal comer carnes con un poco de grasa y cosas dulces, pero que no se exceda más de la cuenta. Buscar tomar bebidas dulces en lo posible. Lo importante es estar contento ya que confiamos que D-s nos va a ayudar para que salgamos meritorios en el juicio.
  • Que se cuide en todo lo posible de no enojarse en este día tan santo, ya que aparte de cargar  con el pecado de la ira, principalmente en este día el enojo es muy mala señal para la persona. Es muy importante que la mujer se agilice en todo lo que pueda en dejar la mesa lista antes que venga su marido. Que ponga un mantel blanco, lindo y servir la mesa con una linda vajilla y poner alimentos que sean acordes con la ocasión. En el caso que el marido llegue y no esté listo, que no sea motivo de discusión.
  • En el Kidush de las dos noches tiene que pronunciar la bendición de “Shehejianu”, si es posible que prepare algún fruto nuevo para la segunda noche, de cualquier manera si no tiene no es problema. Es bueno estudiar en la mesa de Rosh Hashaná mishná que conciernen al día.
  • Es importante no dormir durante el día de Rosh Hashaná, ya que está escrito que quien duerme durante el día se duerme su suerte, debido a que en esos momentos lo están juzgando. Por lo  tanto que se despierte antes del amanecer. En el caso que este muy cansado o que le duela la cabeza, es preferible que lo haga después del mediodía.
  • En el primer día a la tarde se efectúa el “Tashlij” donde nos acercamos a un arroyo o rio y pedimos para que nuestros pecados sean arrojados al mar. Inclusive si cae en el día de shabat también hay que hacerlo en el primer día y no se posterga al segundo. Si por algún motivo no lo hizo el primer día lo puede recuperar en el segundo. En el caso que no tenga un arroyo o algo similar cerca se abre una canilla donde corra agua durante la lectura.
  • Es importante saber que en el día de Rosh Hashaná no hay que hacer mención de nuestros pecados, ni pedir perdón por ellos. De todos modos todo lo que está prohibido es pronunciarlos, pero cuando se toca el shofar entre cada serie, se puede ver los pecados cometidos por nosotros durante el año y pensar en arrepentirse por ellos.
  • Hay que pensar durante la bendición del shofar en salir con la obligación, tanto con los sonidos que se hacen de parados, como los de sentados. No se puede hablar durante el comienzo del shofar hasta que se toque el último sonido del día.
  • Si una persona no escucha desde su lugar la bendición del shofar debe hacerlo en voz baja o en el caso que llegó tarde. Las mujeres no deben decir la bendición, sino tienen que escuchar de un hombre que lo haga. No hay que bendecir solo por una mujer.
  • El shofar hay que tomarlo con la mano derecha en lo posible y acomodarlo en la boca del lado derecho. Que tenga mucho cuidado que el shofar no este ni rajado, ni agujereado en ninguna parte, principalmente en el lugar que va a la boca.
  • La persona que tuvo un problema y no pudo ir al templo a escuchar el shofar y vienen a tocar el shofar a su casa, por lo menos tiene que escuchar treinta sonidos en este orden “Tekihá, Shebarim, Teruhá, Tekihá (3) Tekihá, Shebarim, Tekihá (3) Tekihá, Teruhá, Tekihá (3)” es preciso que se pare en el momento de escuchar, si puede.
  • Las mujeres no están obligadas en escuchar el shofar, ya que es un precepto activo que depende del tiempo. De todos modos ellas lo recibieron como obligación y por lo tanto si ya acostumbro durante varios años, ya se transforma en obligación y no puede fallar, solo que no tiene que decir Berajá.
  • En los días que están comprendidos desde Rosh Hashaná hasta Yom Kipur, incluyéndolos hay que hacer un par de diferencias en la tefilá de Amidá. El primer cambio y más importante es decir en lugar de “Ha-el hakadosh” hay que decir “Hamelej hakadosh”. En el caso que se confundió y dijo como de costumbre, si se corrigió inmediatamente dentro de los primeros tres segundos, sirvió y continúa. Si ya siguió tiene que volver al principio de la tefilá. En el caso que está en duda también hay que volver, ya que lo más posible es que haya hecho como está acostumbrado y en ese caso está mal.
  • El segundo lugar donde hay que cambiar es en la bendición de “Ashiva” que en lugar de decir “melej oheb tzedaká umishpat” hay que decir “Hamelej hamishpat”. En el caso que se haya equivocado la opinión del Ben ish jai es de no volver, a pesar de que el shuljan aruj sostiene que hay que volver, en este caso tomamos como principal la opinión del que sostiene de no volver para no entrar en decir berajot sin sentido.
  • Los otros lugares donde se acostumbra a agregar es “sojrenu lejaim” después del primer párrafo, “mi kamoja” antes de “Mejaie hametim”, “ujtov lejaim” después de “veal kulam”, “ubsefer hajaim” después de “sin shalom” y al final osé hashalom después de los tres pasos. En todos estos casos si se olvidó no hay que volver.